martes, 25 de octubre de 2011

UNA FORMA DE TEATRO DIFERENTE...

Hacía muchos años que tenía ganas de verla..., viste?...es algo que sabes que está..., pero que en el momento de elegir adonde vamos, jamás lo recordás...Siempre arrancas para otro lado ó te quedas en casa, siempre decis que en está ciudad siempre están los mismos lugares adonde ir...bueno...este espectáculo está hace 20 años, lo conocía, pero jamás había ido...y las veces que me lo cruce en el centro de Montevideo, siempre pense que sería bueno ver de que se trata...y por fin, este Domingo nos subimos a ese bus...


BARRO NEGRO...una obra de teatro que transcurre dentro de un bus..., por supuesto que con el bus andando, realizando un recorrido urbano como si fuera un bus común, como tantos que recorren la ciudad a diario...Supongo que ese es el gancho, lo que te atrapa..., te olvidas de pedir argumentos, vestuario, iluminación, dialogos..., al menos a mi me paso eso..., pense, voy a realizar un tour por Montevideo, a la noche y disfrutando de una obra de teatro...
Carajo!!!...te metes ó te meten en la obra.... sos parte de ella, así lo sentis...Pero vamos a desmenuzarla un poquitín, pues antes de subir a ese bus estuve leyendo comentarios por Internet y la cosa estaba muy pareja, los había buenos y también malos...y en base a eso, subi a ese bus con mucho miedo de comerme un bodrio de aquellos...Hasta leí por ahí a alguno que escribió que la obra era discriminatoria...y la verdad, después de haberla visto, no me pareció en nada discriminatoria...
En primer lugar, SIN LUGAR A DUDAS es algo diferente, sale de todo lo que es tradicional, al menos en este país y en está ciudad..., es una obra realizada casi en su totalidad encima de un bus de recorrido urbano que recorre gran parte del centro de la ciudad. El bus, un conductor y el güarda, supongo que son la columna vertebral que sostiene a la obra..., luego vienen los pasajeros y dentro de ellos varios actores que interpretan diferentes personajes que van apareciendo a medida que el bus avanza en su recorrido...
Qué hay exageración?...si, en ocasiones las hay...y creo que muchas veces es necesaria para poder provocar la risa de los pasajeros...de eso se trata...que la gente se divierta o se ría de situaciones comunes que son presentadas de forma que provoquen risa...
A veces hay que intentar valorar el laburo de los demás...y esto tiene laburo..., no es nada fácil entretener a un montón de personas, circulando en un bus, sin cambios de vestuario, sin juegos de luces, sin música, sin telones de fondo, con una escenografía que es siempre la misma, un bus y la ciudad...No hay escenario...el escenario es el bus, entre los pasajeros...es muy díficil disimular errores, vaciós o equivocaciones...
Para mi, el motor de la obra es el güarda...físicamente perfecto para el papel y con un gran histrionismo..., el pasajero borracho, un grande de verdad..., tanto en el bus, como en el boliche, un genio, nunca abandono el papel y lo hizo impecablemente, otro grande...la pasajera veterana, la abuela, muy bien, junto con el güarda y el borracho se encargan de sostener la interacción con los pasajeros y te juro, les sale impecable..., quizás el más exagerado por momentos sea el güarda, pero lo salvan los chistes y dichos a cada momento...un genio.-
Creo que la obra se puede dividir en dos..., la primera parte hasta el boliche en donde el bus para y se invita a los pasajeros a entrar, es MUY BUENA..., realmente exelente, te vas metiendo vos en el papel de pasajero, te olvidas que estas viendo una obra teatral, sentis que la estas viviendo...Pero en el boliche todo cambió...se baja el nivel...se enfría todo lo que tanto laburo les dió encender..., creo que la gente se dispersa...En el boliche la obra se desinfla...se embola y quizás si, aca se pone un tanto chabacana y aburrida...
Y no llega nunca más al nivel del primer tramo...puede ser que unos minutos antes del final, cuando al bus lo detiene la Policia y se llevan al borracho, comience nuevamente a repuntar, pero unos minutos después termina, en la Plaza Independencia. El final es dramático y sangriento...no previsible, creo, al menos no lo fue para mi...
Pero, lo que más me gustaría transmitir a quienes duden en ir a verla, es lo que sentí cuando baje del bus..., sentí ganas de seguir dando vueltas por la ciudad en ese bus con esa gente..., escuchando al güarda y al borracho...prestandole atención a las intervenciones de la abuela o de la pituca que habla y habla...en serio...para mí daba para eso..., me hubiera encantado tener una noche bien larga encima de esa unidad de CUTCSA...
Las entradas no son baratas al lado de otras en distinto teatros de nuestra ciudad...tampoco son caras, te salen mucho más baratas que ir a ver a Marco A Solis...y estoy seguro que esto es más interesante, menos romántico sin dudas, es nuestro, con gente nuestra y con un nivel más que aceptable...Más que una obra teatral, un exelente entretenimiento...bien...muy bien...Supongo que en un año iría nuevamente...me gustó.-